En el centro de formación del Sodalicio de Vida Cristiana, Nuestra Señora de Guadalupe, conservamos la costumbre de mantener al Santísimo Sacramento expuesto en adoración.

Durante muchos años hemos recibido solicitudes de oraciones, pidiendo por alguna intención. Confiamos que la oración de intercesión nos une y ha obrado con la gracia de Dios grandes maravillas a lo largo de estos años.

Los miembros del Sodalicio creemos en el poder de la oración y queremos ofrecer este servicio a quien lo pida.






GRACIAS POR CONFIARNOS TUS INTENCIONES