¿Por qué rezamos por sus intenciones?

“El Sodalitium Christianae Vitae, Sodalicio de Vida Cristiana, es una Sociedad de Vida Apostólica laical, de derecho pontificio, cuyos miembros, laicos y clérigos, llamándose sodálites, reconocen en sus vidas el llamado para seguir el Plan de Dios, aspirando a conformarse con el Señor Jesús por la piedad filial mariana y procurando estar plenamente disponibles para el anuncio del Evangelio en las diversas realidades humanas.” (Constituciones SCV, 1)

Buscando ser fieles al Plan de Dios para cada uno de nosotros y nuestra comunidad, los sodálites reconocemos que para responder a nuestra vocación a la plena disponibilidad apostólica, es fundamental cultivar una amistad sincera y perseverante con el Señor Jesús, y eso no ocurre sin estar en la presencia del Espíritu Santo, a través de la oración, que nos configura con el mismo Señor Jesús transitando el camino de la piedad filial a Santa María, reconociéndonos hijos de Ella.

“El objetivo primario de la oración es la conversión: el fuego de Dios que transforma nuestro corazón y nos hace capaces de ver a Dios y así de vivir según Dios y de vivir para el otro. […] La verdadera adoración de Dios, […] es darse a sí mismo a Dios y a los hombres, la verdadera adoración es el amor. Y la verdadera adoración de Dios no destruye, sino que renueva, transforma. “ (Papa Benedicto XVI, Audiencia General, 15 de junio de 2011)

Por este encuentro con Jesús Eucaristía que los sodálites del Centro de Formación tenemos todos los días, descubrimos que la oración de intercesión por las intenciones de todo el mundo es también parte de nuestra misión como sodálites, orando sin cesar (cf. 1Tes 5,17) por las intenciones que nos son encomendadas.